LAS MEJORES FRASES DE AMOR DE ISABEL ALLENDE


Domingo, 15 Mayo 2016
LAS MEJORES FRASES DE AMOR DE ISABEL ALLENDE

 

DESDE LA CASA DE LOS ESPÍRITUS HASTA EL AMANTE JAPONÉS, ISABEL ALLENDE HA DEJADO UN GRAN LEGADO PARA LOS ENAMORADOS, EL QUE AUMENTA CON CADA NUEVO LIBRO DE LA ESCRITORA CHILENA.

 

Lo queramos o no, el amor está siempre presente. Ya sean a los padres, hermanos, amigos y al sexo opuesto, se trata de un sentimiento universal que vincula a las personas. Eso lo sabe muy bien Isabel Allende, la escritora chilena que lleva más de 15 novelas lanzadas al mercado siempre toca el tema de unión universal: el amor.

 

Así que  aquí está la recopilación de sus mejores frases a través del tiempo y de sus novelas, un gran legado para sus lectores de todo el Mundo:

 

-¿Qué nos pasó? Tal vez estamos en el mundo para buscar el amor, encontrarlo y perderlo, una y otra vez. Con cada amor volvemos a nacer y con cada amor que termina se nos abre una herida. Estoy llena de orgullosas cicatrices.

 

-Bajo la piel se ocultan deseos nunca formulados, aflicciones recónditas, marcas invisibles.

 

-¡Qué lástima que el ardor alborotado se transforme en amor calmado! A mí lo que me gusta es el alboroto.

 


 

-La besó en la mejilla lo más cerca posible de la boca, deseando con pasión permanecer a su lado eternamente para preservarla de las sombras. Olía a yerbas y tenía la piel fría. Supo que amarla era su destino inexorable.

 

-Para las mujeres el mejor afrodisiaco son las palabras. El punto G está en los oídos; el que busque más abajo está perdiendo el tiempo.

 

-El corazón se quiebra como un vaso, a veces con una partidura silenciosa y otras estallando en añicos.

 

-Nadie puede pertenecer jamás a otro… El amor es un contrato libre que se inicia en un chispazo y puede concluir del mismo modo.

 

-La felicidad que se vive deriva del amor que se da.

 

-Tenía la ternura torpe de quien nunca ha sido amado y debe improvisar.

 

-Se reunían un par de veces al año en cualquier punto del mapa para vivir unos días de ilusión y regresar luego con el cuerpo agradecido y el alma alborozada.

 

Autora: Catherine Vignolo

 

 

A través de: Belelu




Luis Angel Valencia





Post Relacionados