El impactante ritual indio en el que se arrojan bebés desde 9 metros de altura


Miercoles, 24 Agosto 2016
El impactante ritual indio en el que se arrojan bebés desde 9 metros de altura

Si te dijeran que tirar a tu hijo de una altura de más de 9 metros , ¿lo harías?

Para la mayoría, suena a inconsciencia. Pero, para algunas familias de los estados rurales de Maharashtra y Karnataka, en la India, se trata de una tradición que atrae a la buena suerte y una larga vida. El ritual se realiza cuando el bebé cumple los 2 meses de vida a modo de ofrenda al Dios que concedió a la familia el favor de traer a su hijo al mundo.

 

Mientras las familias rezan para que el pequeño crezca sano, el experto religioso del templo lo lanza desde el techo del santuario, a una altura de más 9 metros, para que caiga sobre una sábana extendida. De allí rebota y como una bendición vuelve a los brazos de su familia que le espera ansiosa entre la multitud. Y desde aquel momento ya está todo hecho: la buena suerte le arropará de por vida.

Esta práctica ya suscitó indignación en 2009 después que un vídeo grabado en el santuario Baba Umer Dargah de Solapur, Maharashtra, se hiciese viral. Este episodio comportó la intervención de la Comisión Nacional para la Protección de los Derechos de los Niños, que investigó el caso y ordenó la consecuente prohibición de la tradición.

En algunas familias de los estados Maharashtra y Karnataka, a los bebés les toca pasar por la tradición cuando cumplen los 2 meses

 

"No apoyamos esta práctica supersticiosa. Va en contra del interés de los niños. Se pueden asustar mucho y nadie sabe cómo afecta a su mente", comentó el consejero de prensa de la comisión, G. Mohanty.

Se trata de una tradición centenaria, cuyo origen se remonta a 700 años atrás, momento en el que la mortalidad infantil era muy alta y el conocimiento médico muy bajo.

Según la leyenda, un santo aconsejó a los padres de bebés moribundos que construyeran un santuario y les arrojaran desde arriba para demostrar su confianza al Todopoderoso. Y el milagroso resultado fue ser rescatados por una sábana flotante que apareció en el aire.

Funcionarios de la Comisión Nacional para la Protección de los Derechos de los Niños catalogan esta práctica de ilegal en relación a la ley de derechos infantiles de la India. A pesar de que hay testigos que aseguran que la tradición aún se celebra en algunos pueblos como Mangasuli, la policía local de Solapur garantiza que no ha recibido ningún aviso de lanzamiento de bebés desde 2010.

Los aldeanos responsables de tradición aseguran que el bebé no sufre ningún daño, pero es evidente que convierte la superstición un riesgo para su salud.

Fuente: PlayGround




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución.





Post Relacionados