7 películas que nunca se trataron de lo que pensamos


Sábado, 22 Octubre 2016
7 películas que nunca se trataron de lo que pensamos

Parte del trabajo de un cineasta es dar a entender un planteamiento, una temática o una historia a través de su cinta, pues sin importar la diégesis o el universo dentro del que ésta ocurra, así como el discurso narrativo con el que un director nos comparte su creación, podemos comprender la realidad que el cine construyó para el espectador.

Sin embargo, existen algunos filmes que por más seguros que estemos de saber exactamente de qué van y cuál es su trasfondo, realmente estamos bastante lejos de comprender el verdadero argumento de la película, a partir del cual se modifica absolutamente todo, por ejemplo, los papeles de los que pensamos eran el protagonista y el antagonista podrían ser los opuestos, el factor principal de la historia podría ser el que jamás imaginamos, la causa de algún conflicto o lucha podría venir del detalle que más ignoramos, entre otras confusiones con las que director o guionista juegan desde un inicio con la interpretación del espectador.

Y aunque la interpretación de cada uno es meramente subjetiva, el séptimo arte se caracteriza por proyectar de manera secuencial una historia en la que la mayoría identifiquemos ciertos elementos para comprender el mismo argumento desde perspectivas distintas, pero parece ser que ese no fue el objetivo de las siguientes películas.

*La película del Holocausto que estremeció y no dejó salir a Hitchcock una semana de su casa


“Harry Potter”

-Que debería llamarse: “La magia del amor”

-El mensaje real: se basa en que el amor es la magia más poderosa de todas.

-Los detalles importantes: giran en torno a una serie de actos basados en el amor con los que Harry siempre logra sortear a la muerte y ganar sus batallas; por ejemplo, desde un inicio la madre de Potter se sacrifica por amor a su hijo para salvarlo de Voldemort y justo al final de la saga es la falta de amor que hay en el Innombrable la que lo mata, perdiendo un último duelo con el mago. Y así se ve en repetidas ocasiones el poder del sentimiento como una fuente de vida y victoria para muchas situaciones que ocurren en las ocho películas basadas en el best-seller

 

“El Caballero de la Noche” (trilogía)

Que debería llamarse: “El dinero siempre vencerá”

El mensaje real: expone cómo para la sociedad un símbolo siempre significará más que la vida de un hombre.

-Los detalles importantes: durante la trilogía en la que Bruce Wayne intenta salvar a Ciudad Gótica una y otra vez, ilustran cómo realmente el camino que el héroe recorre nunca se basa en la esperanza o la inspiración, pues sus herramientas infalibles son la ciencia y el poder económico con el que cuenta el hombre detrás de la máscara Batman. Pues suponiendo que cualquiera que no fuera un psicópata, como todos los villanos de la película, tuviera acceso al dinero y poder que Bruce tiene podría salvar a la ciudad igual que lo hace él, nos damos cuenta de que “El Caballero de la Noche” no se refiere al valor del héroe, sino al del símbolo del murciélago, que al reflejarse llama a cualquier hombre con armadura impenetrable.
 



“Bruno”

Que debería llamarse: “La ignorancia de la intolerancia”

El mensaje real: demuestra que aún vivimos en una sociedad intolerante que continúa discriminando.

-Los detalles importantes: lejos de tratarse de una serie de bromas que conforman esta “comedia”, son sátiras o exacerbaciones de cómo la gente odia a las minorías sin argumento alguno, pues a partir de la creación de dos personajes que encarnan la intolerancia y discriminación a los extranjeros y homosexuales se traza en la película un recorrido de actos irrespetuosos con los que se expone la ignorancia real de las personas que aún siguen irrespetando, excluyendo y descalificando a los que son o tienen preferencias distintas a las suyas.
 

*Películas para toda señorita punk y feminista



“Chef”

Que debería llamarse: “Recordando por qué amo lo que hago“

El mensaje real: habla sobre cómo la rutina, laboral sobre todo, puede hacernos perder la pasión por lo que hacemos hasta olvidar por qué lo amamos.

-Los detalles importantes: son los que Jon Favreau se reservó para él, pues la razón para producir esta película que deja ver cómo un chef que amaba la cocina tuvo que empezar de cero para recordarse a sí mismo por qué le apasionaba preparar hasta el plato más sencillo, como un sándwich, fue la misma por la que el director de esta cinta produjo un historia con la que se identificó, ya que su objetivo era encontrar nuevamente el sentido de su gran pasión: el cine.
 



“Misery”

Que debería llamarse: “Annie, la cocaína“

El mensaje real: gira en torno a la adicción de un escritor por la cocaína, la cual esta acabando lentamente con su carrera y su propia vida.

-Los detalles importantes: son casi imperceptibles, pues para quiénes no han tenido oportunidad de leer el libro de Stephen King en el que se basa la película de Rob Reiner será más difícil descifrar que Annie, la mujer que tortura al escritor Paul Sheldon, es realmente un personaje metafórico que representa las secuelas de un dependiente a la cocaína. De hecho, en una entrevista para la “Rolling Stone”, King confesó que la droga es uno de los villanos a los que más le teme en la vida real y en sus propias historias, agregando: “Annie es la cocaína, ella fue mi fan número uno. Dios, ella nunca quiso dejarme”.
 



“Fahrenheit 451”

Que debería llamarse: “El dominio de la televisión“

El mensaje real: plantea la teoría de que algún día la humanidad llegará a ser dominada por la televisión.

-Los detalles importantes: tuercen el significado de la que parecía una película que exponía el tema de la censura, pues se trata realmente de una historia que funge como la antesala de la dominación del hombre a partir de los medios masivos de comunicación. Y aunque la cinta apunta a ser una historia de ciencia ficción donde el gobierno impide la lectura para evitar que la sociedad cuestione sus decisiones, la novela de Ray Bradbury, en la que se basa el filme, es un título que resultó de la preocupación del autor por imaginar que algún día la televisión convirtiera en “idiotas” a toda la humanidad.
 



“El señor de los anillos” (trilogía)

Que debería llamarse: “El mal contra la muerte“

El mensaje real: propone que la muerte es la única fuerza capaz de acabar con el mal, aun cuando se trate de la muerte de algún inocente.

-Los detalles importantes: que parecen contarnos la historia de un hobbit que recorre un largo camino para destruir el “anillo del mal”, por el cual se desata una gran guerra entre mundos fantásticos, son más bien las consecuencias de un mal que se propaga a través de personajes como Gollum, Isildur, los Nazgul y Sauron, quienes también son alcanzados por la muerte en algún momento, no sin antes haber arrasado con otros que también lucharon a favor del bien y la paz.
 

El título con el que cómicamente me refiero a las películas de este listado es meramente una “broma” con la que quiero aterrizar la verdadera esencia de las producciones que muchos creemos comprender de pies a cabeza, pues definitivamente nombres como esos no le hacen justicia a ninguna de estas cintas. Por otro lado, las explicaciones sobre el verdadero argumento de estas historias son retomadas de las obras literarias originales de las que varios directores extrajeron el guión de estos filmes, sin embargo, no podemos descartar que en un plano cinematográfico ellos hayan querido darle nuevas o distintas bases a sus películas.



El cine es una ventana al pasado, un reflejo del presente y una teoría sobre el futuro, por lo que no importa la interpretación que le des a lo que ves, sino el análisis que hagas a partir de esa comprensión.

Fuente: Cultura Colectiva / http://culturacolectiva.com





elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución.





TE RECOMENDAMOS