Si quieres tener éxito en una relación, sal con alguien opuesto a ti


Sábado, 29 Octubre 2016
Si quieres tener éxito en una relación, sal con alguien opuesto a ti

Todo está en encontrar el equilibrio.

Se dice que los polos opuestos se atraen y al parecer esto es cierto, sobre todo en las relaciones. Es natural sentirse atraído por las personas que son diferentes a nosotros y hay que aceptarlo, también es emocionante.

Algunos expertos en relaciones creen que estamos naturalmente atraídos a las personas que tienen puntos fuertes que nos faltan. Nuestra atracción por una personalidad contraria, podría ser en realidad nuestra mente subconsciente, la cual nos conduce a convertirnos en una persona más completa, haciendo que seamos más fuertes en las áreas de la vida donde somos más débiles.

Aprender a amar de verdad, apreciar y aceptar las diferencias de los demás, es la clave para tener una relación exitosa y al mismo tiempo experimentar un crecimiento personal. Porque cuando dos opuestos funcionan como un par, se convierten en algo único y completo.

¿Cómo hacer que una relación funcione cuando son tan distintos? 

Es indispensable aprender y lograr que relación funcione a pesar de las principales diferencias; es difícil, sin embargo, la recompensa puede ser mucho más fructífera de lo que te imaginas. Piénsalo de esta manera; si ambos son exactamente  iguales, uno de ustedes es innecesario para el crecimiento del otro.

Los opuestos se equilibran entre sí. Si la mitad de la pareja es fuerte y obstinada y la otra es tranquila, de voz suave y reservado,  ambos pueden aprender juntos y no sólo eso, pueden ayudarse a mantener tranquilidad cuando sientan que la están perdiendo y además, entender juntos cómo los demás pueden verse afectados por su comportamiento.

Si una persona es un espíritu libre y carece de la rutina y el otro es un planificador y calcula cada movimiento, ambas partes se benefician de adoptar definitivamente algunos de los hábitos de la otra. O si uno es un gastador y libre de preocupaciones cuando se trata de la responsabilidad financiera y el otro es extremadamente ahorrador, existen posibilidades de que ambos logren ese equilibrio y lleven una relación ordenada.

Todos necesitamos equilibrio en nuestras vidas y tener un compañero que es todo lo opuesto a nosotros, agrega automáticamente la pieza que falta en la ecuación.

Estar con tu polo opuesto te expone a un punto de vista diferente. Estés o no de acuerdo con la posición de la otra persona, tratar de entender los pensamientos opuestos a nosotros, demuestra la voluntad de participar, comprender, aprender y crecer.

Ver las cosas a través de los ojos de otro, te permite convertirte en un ser más empático y relacionarte con el mundo de una manera diferente. Se expande la mente, despierta un conjunto diferente de los sentidos y da rienda suelta en la que tenemos el poder de tomar decisiones aún mejores.

Estar con alguien diferente afila tu capacidad de compromiso. Aprender a poner en peligro no sólo es clave en cómo hacer que una relación funcione, sino también en cómo te mueves por la vida. Tradicionalmente, cuando pensamos en el compromiso, pensamos que hay que renunciar a algo y recibir solamente la mitad de lo que queremos. Pero el compromiso real va más allá, donde ambos ganan. Si puedes aprender a ver a tu pareja con sus diversas necesidades, gustos, y deseos, ambos se enriquecerán y se sentirán satisfechos.

Aprender cómo hacer funcionar una relación con una persona que es diferente, es un desafío que vale la pena.





elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución.





TE RECOMENDAMOS