15 cosas que todos los hombres quieren saber sobre la sexualidad femenina pero nunca han preguntado


Domingo, 30 Octubre 2016
15 cosas que todos los hombres quieren saber sobre la sexualidad femenina pero nunca han preguntado

Jamás me ha importado mucho lo que las mujeres piensen de mí, pero siempre me ha sido muy fácil encontrar la forma de invitarlas a mi departamento. Todas intentaban hacerse las difíciles, pero en menos de lo que creían ambos estábamos sobre mi sillón arrancándonos la ropa. Si tenía suerte justo al final de la acción ellas recogían su ropa mientras argumentaban lo tarde que se les había hecho para volver a casa, me dejaban su número y se despedían con un beso rápido. Otras esperaban hasta la mañana siguiente para descubrir que yo no les haría el desayuno ni las invitaría a salir de nuevo, así que sin mucho drama salían de mi casa con el ceño fruncido.

Así de fácil era mi vida antes de enamorarme. Yo no tenía preguntas para ellas y menos me interesaba conocer mucho más allá de su ropa interior. No lo planeé, pero el día menos esperado ya estaba marcándole a una mujer con la que sólo había conversado 15 minutos. Salimos y cada vez necesitaba más tiempo con ella y menos de todas las demás. Nunca supe cuándo comenzó todo, pero de un momento a otro ella ya me conocía mejor que nadie y yo la extrañaba más que a ninguna.

Quería saber todo de ella, sus días más felices y los tristes, sus sueños y fracasos, gustos y fobias, cualquier cosa que nos acercara más. Poco a poco fui descubriendo quién era, pero aún había algo que no podía descifrar. Eso que dicen sobre la complejidad de la locura femenina es verdad, pero lo que realmente es un enigma es todo lo relacionado con la sexualidad de una mujer. A veces tan dóciles, otras tan renuentes, muchos días dispuestas y algunas noches tan cortantes. Con tantos cambios, emociones, ideas y locuras es complicado conocerlas; por lo tanto es imposible saber qué desean.

Después de algunos meses y muchas noches despiertos y desnudos hasta la madrugada, decidí que al igual que todos los días le preguntaba ¿cómo estás?, también podría preguntarle sobre su sexualidad. Pensé que después de conocerla podría comprenderla para al fin satisfacerla.

 

 

photograph

15. ¿Qué tipo de estimulación sexual disfrutan más?

Todas sentimos diferente, por lo tanto a mí podría parecerme más placentero el sexo oral, mientras que alguien más puede preferir alguna posición sexual en especial. Todos los días, depende de nuestro humor y otras cosas, vamos a la cama con una ideas distintas. Aún siendo mujeres conservadoras, nos gusta salir de la monotonía, pues la vida diaria ya es una rutina agotadora como para tener sexo de la misma forma todos los días.

 

human action

14. ¿Qué diferencia existe entre toda la ropa interior que usan (brasier, bralette, tanga, bikers)?

Lo que usamos tiene dos finalidades, la primera nuestra comodidad y la segunda el mostrar nuestro estilo. Algunas prendas se necesitan usar con ropa interior casi invisible, pero otras nos permiten ir tan cómodas como queramos. Amamos las piezas sin varillas como los bralettes, o sin hilos que nos incomoden como los bikers; aunque tal vez a ustedes no les parezcan prendas tan excitantes como otras.

 

 

clothing

13. ¿Por qué a veces les molesta que les apretemos los senos y otras no?

Nuestro ciclo menstrual y otras fases hormonales hacen que nuestro cuerpo gane o pierda sensibilidad. Además del momento en que se les ocurra apretar nuestro busto, el grado de excitación que tengamos es crucial para inhibir o hasta gozar del dolor. Cuando no estamos concentradas en el sexo o si nos encontramos en una fase hormonal que hipersensibilice nuestros senos tengan por seguro que nos molestará que los aprieten.

 

 

black and white

12. ¿De qué depende su ánimo sexual?

Además de la cuestión hormonal, nuestro grado de cansancio determina gran parte de nuestro ánimo sexual. Si hay algo que nos preocupa demasiado, tampoco podremos concentrarnos en tener relaciones sexuales placenteras. Por otro lado, si nuestra pareja tiene algo que en lugar de despertarnos el apetito sexual lo apaga, por ejemplo el mal olor, mal aliento, ropa sucia, manías extrañas, entre otras cosas, nuestro ánimo sexual decaerá por completo.

 

 

human action

11. ¿Cómo se estimula correctamente el clítoris?

También depende de las preferencias y sensibilidad de cada una, pero lo más importante es hacerlo con delicadeza. La velocidad y firmeza con la que se estimule el clítoris puede variar, pero no por eso tiene que ser algo brusco o sin cuidado. Es una de las zonas más sensibles del cuerpo femenino y en lugar de placer pueden causarnos dolor. Lo mejor para llegar al éxtasis es comenzar con suavidad hasta subir de intensidad, con movimientos circulares y algunas presiones sobre el clítoris con la lengua o los dedos.

 

 

clothing

10. ¿Cómo es un orgasmo femenino?

Nosotras sabemos que un orgasmo está por llegar mucho antes de explotar en placer. Tenemos diversas formas de experimentarlo, pues no todos los orgasmos vienen con alguna eyaculación, eso depende del tamaño de nuestra glándulas de skene. Nuestras reacciones pueden ser muy diversas, algunas lloramos, gritamos, gemimos o simplemente contraemos todos nuestros músculos en silencio total. Es cierto que podemos tener varios orgasmos en un sólo encuentro sexual y también es verdad que podemos no tener ni uno aún después de horas de acción.

 

black

9. ¿El squirt es posible en todas las mujeres?

El reto del superorgasmo femenino es posible en todas la mujeres. Sin embargo, no todas están dispuestas a disfrutarlo, pues el squirting no sólo depende de una satisfacción física, sino de un estado mental de completa relajación. Sólo es posible alcanzarlo a través de la estimulación con los dedos, mas no a partir de la penetración. Por otro lado, depende del tamaño de nuestras glándulas de skene que el líquido eyaculatorio pueda ser expulsado por nosotras.

 

clothing

8. ¿Qué se siente tener una vagina?

La mayoría creemos que es mucho más estético que tener algo colgando entre las piernas. También nos llegamos a sentir mucho más desprotegidas, pues nuestra vagina no deja de ser una cavidad. Por otro lado, muchas aún piensan que es algo que deben ocultar con vergüenza, o bien, presumir con irresponsabilidad. Todo depende de la educación general y el núcleo familiar donde nos hayamos desarrollado.

 

clothing

7. ¿Por qué a algunas le parece desagradable su vagina?

Socialmente nos han enseñado que las vaginas se deben esconder como algo negativo, además de siempre recordarnos que el hombre tiene pene y nosotras no tenemos nada; somos la ausencia de algo. Estéticamente el crecimiento natural del vello es algo que nos acongoja a muchas, pues durante años se ha impuesto la imagen de la mujer lampiña como sinónimo de belleza. Nunca nos han enseñado a estar familiarizadas con esa parte de nuestro cuerpo, no la vemos todos los días en el espejo como ustedes pueden ven su pene, ni la conocemos a fondo como lo hacemos con el resto de nuestro cuerpo. Permanece oculta y ajena a nosotras, por lo tanto es difícil creer que se trata de algo agradable.

 

person

6. ¿Por qué les cuenta tanto trabajo perder la virginidad?

Éste es otro tabú sociocultural; además de ser traumático el hecho de dejar de ser mujeres “puras” para convertirnos en adultas “pecadoras”, físicamente es doloroso. Para poder tener relaciones sexuales, nuestro himen, una membrana delgada y frágil que cubre la apertura vaginal, debe ser perforado. Por último, para muchas es humillante que después de la primera relación sexual el rompimiento del himen produzca un sangrado bastante desastroso.

 

hair

5. ¿Tener relaciones sexuales es tan placentero para las mujeres como para los hombres?

Muchas disfrutan del sexo tanto como los hombres, pero la mayoría prefiere alternar ésta con otras prácticas como el petting (estimulación sin penetración). No poseemos la misma libido que los hombres, pero claro que nos resulta placentero.

 

human action

4. ¿Por qué se obsesionan con el tamaño de sus senos?

Todos los días vemos una infinidad de mujeres con escotes y senos perfectos en todos los medios. El cine, la publicidad y nuestra irremediable costumbre de compararnos con las demás, nos hacen desear lo que otras tienen y desvirtuar lo que nosotras poseemos. Además, algunos comentarios que escuchamos en que un hombre se expresa de una mujer con busto grande como la más deseable nos hacen presas de la vergüenza.

 

black

3. ¿Qué pasa exactamente durante su menstruación?

Es un proceso natural y fisiológico por el que todas las mujeres atravesamos cada mes con el objetivo de preparar a nuestro cuerpo para ser madres. Cuando no hay nada que fecundar dentro de nuestro útero, el organismo expulsa un óvulo maduro no fecundado con sangre y otros materiales por la vagina, a eso se le llama menstruación. No quiere decir que nos estemos desangrando o que estamos enfermas, pero sí se trata de un proceso que nos desgasta física y anímicamente. Debido al sangrado necesitamos usar toallas femeninas o tampones; por la misma expulsión de materiales sufrimos de cólicos, además de cambios de humor repentinos. No es igual que la orina, así que no, no podemos controlar cuándo expulsamos la menstruación.

 

hair

2. ¿Les excitaría ver a su pareja teniendo relaciones con otras persona?

Todas tenemos distintas opiniones sobre el tema, pero la mayoría se sentiría más lastimada que excitada al ver a su pareja con otra persona. Las mujeres somos más emocionales que racionales, por lo tanto es difícil olvidarse de los celos para sólo pensar en una nueva forma de excitarnos a través de la vista.

 

human action

1. ¿En verdad se enamoran de alguien sólo por tener sexo con él?

No nos enamoramos de alguien después de tener sexo, sino de la idea de ser parte de algo. Cuando nos involucramos sexualmente con un hombre también comprometemos ideas y emociones que nos confunden, mas no que nos enamoran; sin olvidar las señales falsas que en ocasiones ustedes mandan. Todas somos capaces de tener una sola noche de diversión, pero es cierto que nos resulta fácil encariñarnos a partir del contacto físico.

 

hair 

No somos complicadas, sólo somos diferentes y en contraposición a la sencillez y practicidad masculina, las mujeres podemos cambiar de opinión varias veces durante un mismo día. Por lo tanto, lo que ayer nos excitaba hoy puede parecernos aburrido. El sexo rudo que muchas veces evitamos es el que en ocasiones necesitamos, pero no nos atrevemos a pedir. Conocer a nuestra pareja y viceversa no sólo es parte de un protocolo, sino de una comunicación que resolvería muchos problemas, entre ellos, las cosas que todos los hombres quisieran saber sobre la sexualidad femenina, pero nunca habían preguntado. 

Fuente: Cultura Colectiva / / http://culturacolectiva.com




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución.





Post Relacionados