20 LIBROS PARA LEER ANTES DE LOS 20


Sábado, 20 Mayo 2017
20 LIBROS PARA LEER ANTES DE LOS 20

De Cortázar, Hemingway, Saramago, Kerouac... Hay libros que hay que leer en la juventud . Esta es una selección personal,  aunque siempre habrá quien eche en falta muchos otros, como 'El Quijote', 'Harry Potter' o 'La Regenta'.

 

Anna Karenina, Leon Tolstoi

 

Antes de cumplir 20, hay que leer a un ruso. Esa es una de las normas vitales más importantes a las que tenemos que atender como seres humanos de bien. Si eliges Anna Karenina, lee la edición de la editorial Alba, con una exquisita traducción directa del ruso. La inmensidad de esa escritura es tal, que te olvidarás de comer. A pesar de su volumen, te quedarás con ganas de más rusos. Ahí deberás acercarte a Los hermanos Karamazov y Crimen y Castigo de Dostoievski (por ese orden); a Lolita y Pálido fuego, de Nabokov (también por ese orden); y a todos los cuentos de Chejov. Y entonces podrás entregarte a la lectura definitiva de tu vida: Guerra y paz.

 

La caída, Albert Camus

 

Cuando se habla de Camus, se menciona siempre El extranjero. Sin embargo, para la autora de este artículo, La Caída es el gran libro del autor francés. Ese soliloquio existencialista que pone al lector ante un cruel espejo. Habla de la hipocresía, de que la bondad también puede ser inmoral y de que nadie se salva de las miserias humanas. Te refleja. Esas dudas, ese pellizco que duele.

 

Rayuela, Julio Cortázar

 

Si aún no has leído a Cortázar, puedes empezar por sus Cronopios, tan amenos. Pero como buena cortazariana, la que firma estas líneas recomienda dejarse atrapar por ese perro verde de la literatura que es Rayuela. No lo vas a leer de un tirón, ni falta que hace. Rayuela hay que disfrutarla poco a poco. Hay que pasear sin rumbo por París de la mano de Horacio y dejarse enamorar por La Maga. Puedes leerla seguida hasta el capítulo 56 o con el tablero de dirección que propone Cortázar, que comienza en el 72, como si de un juego infantil se tratara esa novela. Da igual el modo que elijas.

 

100 años de soledad

 

Si has cumplido los 20 años y aún no te lo has leído porque lo consideras "el típico clásico coñazo", estás cometiendo un terrible error. Déjate llevar por los Buendía de García Márquez y acabarás enganchado a este novelón lleno de magia, donde se funden tiempo y fantasía.

 

Niebla, Miguel de Unamuno

 

Un libro muy peculiar en el que se difumina la realidad con la ficción. Una de las mejores obras de la literatura española del siglo XX, donde hasta se pone en duda la naturaleza de la existencia humana. Augusto quiere suicidarse, pero antes visita a Unamuno para contarle su intención de quitarse la vida. A partir de ahí todo se cuestiona: la muerte, el destino, la propia existencia e incluso la posibilidad de que las mujeres carezcamos de alma, como sostiene Augusto.

 

Ficciones, Borges

 

El libro más conocido de Jorge Luis Borges. Habla del tiempo, de la vejez y del destino. Dividido en dos partes, se trata de 17 cuentos llenos de fantasía, donde expone todas las aristas de la existencia del ser humano, incluso desde la óptica más aterradora. Con Ficciones te explotará, literalmente, la cabeza.

 

La insoportable levedad del ser, Milan Kundera

 

Llegar a los 20 años sin haber leído a Kundera debería estar penado por ley. Este libro habla del amor, pero sobre todo de la futilidad de la existencia del ser humano, de la fragilidad de la vida.

 

Hay autores que conviene abordarlos pronto. La juventud, toda el ansia y la inquietud de esos años, es terreno abonado para leer a Henry Miller, Kerouac, Bukowski, Herman Hesse... Kundera es uno de ellos. Y, aunque La ignorancia es la novela preferida de la autora de estas líneas, La insoportable levedad del ser es la obra imprescindible con la que acercarse a este soberbio escritor.

 

Los detectives salvajes, Roberto Bolaño

 

Ulises Lima y Arturo Belano buscan a una gran poeta mexicana. Y en mitad del camino les iremos conociendo a ellos, tan diferentes. Y nos enamoraremos de los tres.

 

El señor de las moscas, William Golding

 

Lo que empieza como una novela de aventuras acaba transformándose en una historia descarnada sobre la naturaleza humana y los límites del bien y del mal. Un grupo de niños acaba por accidente en una isla desierta y en esa lucha por sobrevivir, olvidan cualquier resquicio de inocencia. La infancia contada desde su parte más primaria y violenta.

 

Ensayo sobre la ceguera, José Saramago

 

Imagina que, de repente, un día, toda la humanidad se queda ciega. Una ceguera blanca. Las primeras páginas de esta novela son fuego. Un arranque poderoso que hará que seas incapaz de dejar de leer este libro que, si lo dejas, te robará tus días y tus noches. Aunque para la que firma estas líneas la mejor novela de José Saramago es, sin duda alguna, El evangelio según Jesucristo (¡Ese final!), Ensayo sobre la ceguera es la más apasionante y adictiva.

 

En el camino, Jack Kerouac

 

Una juventud sin haber leído En el camino no merece ser llamada juventud. Este no es un libro que se lea con 40 ni 50 años. Léelo ya. Y, si puede ser, de viaje con una mochila al hombro y polvo en los zapatos.

 

Viaje al fin de la noche, Louis-Ferdinand Céline

 

Céline describe como nadie las miserias de la condición humana, la pobreza moral, las vergüenzas de nuestra especie. Un joven doctor se enrola en la Primera Guerra Mundial. Pasa por África, para volver a Nueva York, Detroit... Hay horror y vísceras en la literatura de Céline.

 

1984, George Orwell

 

Ciencia ficción distópica escrita a finales de los años 40. Este libro, junto a Un mundo feliz y Fahrenheit 451, es el germen de muchas de las obsesiones que hemos conocido después. La larga huella de Orwell está presente en nuestra sociedad como pocas otras.

 

El guardian entre el centeno, J. D. Salinger

 

¿En serio no te lo has leído aún? ¡¿Pero qué haces leyendo esto en lugar de estar con ese novelón?! Corre a leerlo. Y date prisa, porque esta es una de las raras veces que una gran obra literaria no se lee con la misma pasión llegada cierta edad.

 

Dientes blancos, Zadie Smith

 

Las historias que cuenta Dientes blancos ocurren en un barrio multiracial de Londres, cuando el Brexit ni siquiera era una idea. Dos ex combatientes de la Segunda Guerra Mundial se encuentran después de treinta años sin verse y en sus vidas se mezclan el humor, el amor y la amistad, como parias en busca de su identidad. 

 

It, Stephen King

 

Las 1.500 páginas más adictivas que ha escrito nunca Stephen King. En esta historia se habla del miedo, del terror y la maldad, pero también del amor, de la familia y, sobre todo, de la amistad. Hay un payaso asesino, niños, violencia y suspense en la gran obra maestra de este escritor injustamente menospreciado por vender siempre demasiados libros. Este 2017 se estrenará la segunda adaptación de It, te recomendamos que antes de verla, te leas el libro. Te olvidarás hasta de respirar en los pocos días que te durará su lectura.

 

El libro de Rachel, Martin Amis

 

Charles Highway está a punto de cumplir 20 años y se da cuenta de que, aunque se ha acostado con un montón de chicas de su edad, aún no lo ha hecho con ninguna mujer. En esta novela hay humor, ironía y rock and roll. Un libro de culto, el primero que escribió Martin Amis. Una novela iconoclasta que desmonta los mitos de la juvetud y sus aspiraciones.

 

Fiesta, Ernest Hemingway

 

El libro que consagró a Hemingway, su primera gran novela. Cuenta la resaca existencial de la "generación perdida", que nació tras la Primera Guerra Muncial. Un grupo de ingleses y americanos exiliados en París visita Pamplona. Hay corridas de toros, romance, amistad y el sabor amargo de la desilusión y la desesperanza.

 

Las palabras andantes, Eduardo Galeano

 

Cada uno de estos cuentos te rondará la cabeza durante días. Te recomendamos tenerlo siempre en la mesita de noche. A menudo volverás a ese universo apasionante de la latinoamérica contada por Galeano. A sus mujeres, a su gente, a sus pueblos y a su sangre.

 

Beloved, Torni Morrison

 

Una madre mata a su hija para salvarla de los horrores de la esclavitud. Beloved es esa hija criada desde el dolor. En la gran novela de nobel Toni Morrison hay zonas grises, en las que el amor puede matar para ahorrarte una vida de terror.

 

Desde: BAZAAR




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS