Anoche jadeando, nos dormimos abrazados, pegados el uno al otro.


Domingo, 27 Noviembre 2016
Anoche jadeando, nos dormimos abrazados, pegados el uno al otro.

Sentí como tu alma se me escurría por los dedos,

como tus piernas temblaban de placer,

como la humedad envolvía mi cuerpo,

como nos condensábamos entre los besos,

sentí que me faltaba el aire,

sentí que me devolviste el sentido,

allí nos quedamos rodeados de silencio y oscuridad,

jadeando, nos dormimos abrazados, pegados el uno al otro...







elementos





TE RECOMENDAMOS