LIBROS QUE HACEN A CUALQUIER HOMBRE UNA PERSONA MEJOR


Domingo, 24 Enero 2016
LIBROS QUE HACEN A CUALQUIER HOMBRE UNA PERSONA MEJOR

 

“Los grandes hombres no son grandes a todas horas ni en todas las cosas” Federico II

 

En el mundo de la literatura existen personajes e historias que nos mueven la conciencia, nos hacen dudar de nuestra humanidad y en ocasiones nos inspiran. Hombres y mujeres que han surgido de las mentes más brillantes del mundo para dejarnos un legado a través de las letras, y que en algunos casos han trascendido los formatos hacia el teatro o el cine.

 

Sin embargo, la dualidad de la vida también está presente en el mundo de las letras, pues éste también tiene antihéroes, patanes, perdedores y locos que nos permiten vivir experiencias de las cuales huimos en la vida real. Al final, sea en la luz o en la oscuridad, siempre hay algo que aprender, una experiencia por vivir y una historia que contar, pues ser bueno o ser malo es bastante relativo.

 

“El manantial” (1943)

Ayn Rand

 

Uno de los libros recomendados por Emma Watson, es también una de las novelas filosóficas más exitosas de los últimos años. En este título, la filósofa que propuso la corriente del “objetivismo” promueve la facultad de razonar del ser humano como motor del progreso. Howard Roark es un joven arquitecto que lucha contra las convenciones sociales, las ideologías colectivas y las ideas preconcebidas que tratan de moldear el carácter humano y su pensamiento, mostrándose como un ente individualista que raya en el nihilismo. Roark representa un gran ejemplo de la exacerbación de la personalidad y la construcción de una ideología alrededor del ego; una conducta a analizar para definir los límites de la personalidad del lector.

 

“Por quien doblan las campanas” (1940)

Ernest Hemingway

 

“La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad, por eso nunca me preguntes por quién doblan las campanas: doblan por ti”. La apabullante personalidad de Hemingway escribió este título basado en sus experiencias como corresponsal en la Guerra Civil Española y cuenta la historia de Robert Jordan: un profesor de español oriundo de Estados Unidos que se embarca en la guerra para luchar como especialista en explosivos del bando republicano. Fiel a su ideales y con la entrega suficiente para dejar su cómoda vida lejos de la guerra, Jordan enfrenta una guerra que “no le correspondía” pero en la cual participa para defender aquello que le da sentido a su vida. Con el amor, el compañerismo, el hambre, la amistad y la muerte de por medio, Hemingway nos legó un relato que nos hace cuestionar la fuerza de nuestros ideales y conocer hasta dónde podemos llegar por defenderlos.

 

“Club de la pelea” (1996)

Chuck Palahniuk

 

La obra de Palahniuk se convirtió en un fenómeno mundial tras la adaptación al cine realizada por David Fincher en 1999. Con una trama bastante popular, el libro destaca por presentar a un personaje que lucha contra sus propios demonios en torno a su interacción con la sociedad; temas como el consumismo, la masculinidad y la violencia son abordados con las relaciones del protagonista con su inconsciente. Un título que crítica al hombre contemporáneo en relación con los problemas sociales y materiales a los que se enfrenta todos los días, y que por tanto, permiten entender los fenómenos que nos aquejan.

 

“Cien años de soledad” (1967)

Gabriel García Márquez

 

Una de las obras maestras de la literatura latinoamericana y una de las más traducidas y leídas en español no podía faltar en este listado. A través de las letras de Gabo, el lector comprenderá un poco de la realidad de América Latina acompañada de temas como la soledad, el amor, el incesto, la realidad, la ficción, la religión y la familia. Sumergirse en Macondo representa la oportunidad de conocer la dualidad de la condición humana, comprendiendo y negando sus claroscuros. Una obra que tras su final, dejará una huella especial en quien lo lea, llenándole de aprendizajes y experiencias que ya no le son ajenas.

 

“Los Hermanos Karamazov” (1880)

Fiódor Dostoyevski

 

La última obra de Dostoyevski es considerada una de las más importantes de la literatura universal y narra el asesinato de un gran terrateniente, cuyos hijos están implicados en múltiples grados materiales e intelectuales. Además de ofrecer un brillante mosaico social y político ruso, los hijos representan distintas ideologías sociales de Rusia: la Rusia bárbara, la perspectiva occidentalizada y la de un utópico futuro. Dostoyevksi presenta una historia que nos permite indagar en lo más oscuro y vil del ser humano al interior de su familia, y que hará que más de uno sienta empatía, odio y rencor por los hermanos Karamazov.

 

“Federico en su balcón” (2012)

Carlos Fuentes

 

Una de las dos novelas póstumas de Fuentes, es en palabras de Winston Manrique de “El País”, “una reflexión sobre el poder y la decisión moral en las pequeñas cosas de la vida”. La trama gira en torno a Dante Loredano, quien mantiene una conversación nocturna con su vecino Federico Nietzsche y con quien platica en un contexto de revolución social sobre el amor, el poder, la justicia y las clases sociales. Una obra literaria y filosófica, cuyas reflexiones permiten ahondar en la importancia de los pequeños detalles de la vida. Un mexicano que le habla no sólo a los hombres, sino a todo el género humano.

 

“Bajo la rueda” (1906)

Herman Hesse

 

Lo has escuchado, lo has leído y lo sabes: nuestro sistema educativo es una basura porque se enfoca exclusivamente en el desarrollo académico de los alumnos. Aprender, memorizar, transcribir y copiar, la vida del estudiante transcurre en una vorágine de procesos conducidos hacia obtener la calificación más alta, aunque sea un inútil en la “vida real”. Este tema es abordado en la novela de Hesse, quien a través de un niño prodigio critica al sistema educativo de principios del siglo XX, pero que mantiene su relevancia en la época actual. Por si fuera poco, al talentoso niño se le impone su futura profesión: ser sacerdote. Una obra que te permitirá conocer la importancia del libre albedrío y las consecuencias de dejar tu vida en las manos de alguien más.

 

“Rojo y Negro” (1830)

Stendhal

 

La juventud representa una de las épocas doradas de la vida, en que el mundo parece conquistable y los sueños están al alcance de la mano. En la Francia del siglo XIX, un joven intentará abrirse paso en una efervescente sociedad francesa para superarse a sí mismo. Con una ambición que raya en la locura, Julian Sorel querrá dejar atrás su pasado como hijo de un carpintero y subir en el escalafón social. ¿Será el ejército o la iglesia el camino que le permita conquistar sus aspiraciones? Un relato que nos habla de la perseverancia pero que también nos hacen pensar para definir qué estamos dispuestos a hacer para cumplir nuestros sueños.

 

“Mujeres” (1979)

Charles Bukowski

 

El alter ego del escritor sucio estadounidense, Henry Chinaski, regresa para esta entrega literaria en la cual narra todas sus experiencias sexuales, con el alcohol como protagonista. Jóvenes, viejas, prostitutas, drogadictas, excéntricas y mujeres divorciadas conforman el abanico sexual de experiencias de Chinaski, quien escribe este título en primera novela y expresa su peculiar inquietud por no conocer su “extrema necesidad de poseer a las mujeres”. Aquellos que se hayan sumergido en la obra de Bukowski, sabrán que no hay modelos ni guías para ser un buen hombre, pero sí encontrarán la posibilidad de vivir una vida desatada e inmoral a través de Chinaski, y de paso aprender que no hay amor sin lealtad.

 

“Kafka en la orilla” (2002)

Haruki Murakami

 

Este libro fue proclamado como la mejor novela del año 2005, y la trama aborda la historia de un joven que un día decide abandonar su casa y al otro tendrá el destino del mundo en sus manos. Incierto sobre su papel en el mundo, Kafka Tamura deja su vida atrás para emprender un viaje que lo llevará a una biblioteca, donde conocerá múltiples personajes que le enseñarán que aunque parezca que la vida no tiene sentido, éste siempre termina por aparecer en el momento indicado. Un título que nos recuerda que en ocasiones hay que fluir con la vida.

 

Autor:  Alejandro Campos

 

A través de: Cultura Colectiva





Administrador

-





TE RECOMENDAMOS