Algunos consejos para cuidar mejor de tus horas de sueño (Primera parte)


Viernes, 24 Febrero 2017
Algunos consejos para cuidar mejor de tus horas de sueño (Primera parte)

Los problemas para dormir son un signo muy común de estrés crónico. Esa sensación de pasar noches interminables viendo el techo para conciliar el sueño o levantarse en medio de la madrugada haciendo andar la máquina de pensamientos y preocupaciones hace que nuestro día no vaya muy bien que digamos. Poca energía, cansancio, mal humor… algunas señales que no estamos recuperándonos bien durante la noche.

Es común optar por la medicación para dormir pero mi recomendación es definitivamente una consulta previa con un especialista y sobretodo (y más importante) adoptar una serie de hábitos que mejorarán la calidad del sueño. Yo sé que tal vez tomar una pastilla sea lo más sencillo pero no es lo mejor para nuestro cuerpo ya que finalmente nos puede crear una dependencia a largo plazo además de los efectos adversos que puede traer un fármaco.

Ojo: si en este momento estás tomando alguna medicación y quieres dejarla es muy importante que tu médico disminuya la dosis de forma gradual, no tomes ninguna decisión sin antes consultarlo con tu médico tratante.

Quiero compartir contigo algunos de los consejos expuestos en la guía de mejora de calidad de sueño de la Universidad de Harvard. En esta primera entrega abordaremos cinco consejos y en la siguiente, cinco más. Presta mucha atención.

1. Realiza actividad física por lo menos 3 horas antes de dormir.

2. Evita cafeína, alcohol, nicotina (también gaseosas, bebidas energizantes, etc) 4-6 horas antes de tu hora de dormir. Si bien es cierto el alcohol en un principio puede causar sueño, horas después de su ingestión actúa como un estimulante y disminuye la calidad del sueño). Si tomas alcohol que sea mínimo 3 horas antes de tu hora de dormir.

3. Convierte tu cuarto en un ambiente para dormir: Un lugar sin ruido, oscuro y con una temperatura adecuada puede ayudar con el sueño. Para el ruido: Si hay bulla puedes usar tapones auditivos Para la oscuridad: Usa cortinas pesadas, blackout o una máscara para ojos para bloquear la luz (la luz le dice a tu cerebro que es hora de levantarte). Para la temperatura: Que esté a temperatura fresca, mantener el cuarto bien ventilado. Para la cama y almohadas: Que sean confortables. Asimismo, procura limitar el uso del cuarto para dormir y la vida de pareja. Dentro de lo posible evitar televisor, computadoras y similares en el dormitorio, pues no nos ayudan a descansar.

4. Establece una rutina relajante antes de dormir: Es importante hacer de manera sutil la transición de “hora de levantarse” a “hora de dormir” con un periodo de actividades relajantes aproximadamente 1 hora antes de dormir, como por ejemplo: ·Tomar un baño (el aumento y luego disminución de la temperatura corporal produce sueño) ·Leer un libro ·Ver televisión (evitar noticieros,si se ve que sea algo positivo) ·Evitar estímulos estresantes y estimulantes (trabajo, discutir problemas emocionales) ya que esto activará la respuesta de estrés ·Realizar ejercicios de Meditación y Mindfulness

5. Ir a dormir cuando estés cansado/a: Luchar por dormir te hará sentir frustrado/a. Si no te has dormido hasta 20 minutos después de acostarte, levántate de la cama, anda a otro cuarto y haz algo relajante, como leer, meditar o escuchar música hasta que te sientas lo suficientemente cansado/a como para dormir.

Fuente: EstarBien




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución.





TE RECOMENDAMOS