10 minutos en la caminadora son ideales para tener un cuerpo y corazón sano


Viernes, 24 Febrero 2017
10 minutos en la caminadora son ideales para tener un cuerpo y corazón sano

Muchas veces el tiempo libre con el que contamos es tan reducido, que apenas y podemos hacer algo de ejercicio. 

Diez minutos parece ser muy poco tiempo para hacer algo que merezca la pena y que dé resultados, pero realmente puede ser suficiente, todo depende de la intensidad con la que realicemos el ejercicio.

 

La caminadora es una buena opción y diez minutos en ella mantendrá en buen estado nuestro corazón. Y es que según diversos estudios publicados en el Journal of the American College of Cardiology, las personas que corren al menos 51 minutos a la semana (siete minutos al día) tienen 45% menos probabilidades de morir de un infarto que aquellas que no corren.

Obtener mejores resultados depende mucho de la intensidad con la que se corra y cómo se realiza, pues el simple hecho de correr durante 10 minutos en la caminadora no ayuda a quemar muchas calorías. 

Si nuestro peso es de 72 kilos y realizamos una caminata a 2 millas por hora (mph) por 10 minutos, solo quemaremos 30 calorías. Por ello, para lograr mejores resultados habría que aumentar la velocidad.

Si caminamos a 3.5 mph, se quemarán 46 calorías, mientras que al trotar a 5 mph estaremos quemando 97. Si aceleramos un poco más y corremos a 8 mph quemaremos 164 calorías. 

Se puede quemar mucho más si se incrementa el tiempo a 20 y 30 minutos para cada actividad. 

Caminar por 30 minutos a 3.5 mph ayudará a quemar 138 calorías. Trotar o correr por 20 minutos ayudará a quemar 194 y 328 calorías, respectivamente. 

¿Cómo hacer más interesantes esos pocos minutos en la caminadora?

El entrenamiento en intervalos es la clave. Este implica incrementar la velocidad de la caminadora, pendiente o ambos.

Si tu ritmo habitual es de 3.5 mph en una pendiente cero, cambia. Intenta incrementar la velocidad a 4.5 mph y la inclinación a 1 por un minuto. Luego regresa a tu ritmo habitual.

Aumentar la velocidad más allá de tu zona de confort, así como la inclinación y luego regresar a tu rutina te dará enormes beneficios. Esas variaciones, aunque parezcan mínimas, sirven de mucho.

Fuente: Muy Fitness





elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución.





TE RECOMENDAMOS