“No se conquista un hombre con el cuerpo perfecto, se conquista con inteligencia y siendo de verdad una mujer”


Martes, 28 Febrero 2017
“No se conquista un hombre con el cuerpo perfecto, se conquista con inteligencia y siendo de verdad una mujer”

“Una mujer que utiliza su cuerpo para enamorar a un hombre no vale la pena. No vale la pena aquella mujer que usa su piel y sus encantos para enamorar a un hombre porque el hombre solo se enamorará del cascarón pero jamás podrá mirar el corazón, todo lo que de verdad vale la pena de una verdadera mujer.

¿Cómo se define a una verdadera mujer? Una mujer de verdad es aquella que es capaz de utilizar su inteligencia para conquistar a un hombre, cuando se hace notar y llamar la atención del sexo opuesto porque piensa las cosas antes de decirlas, porque demuestra ser una mujer prudente, una mujer fuerte y valiente. Todas las mujeres son hermosas pero muy pocas son inteligentes.

Nadie dice que una mujer no puede atraer a un hombre utilizando su cuerpo y su belleza, es válido, pero esa mujer vivirá en una mentira, se sentirá aún más hermosa; se sentirá segura y protegida por su belleza, pero deja de pensar y razonar en que el cuerpo se le va a terminar, en que la belleza no es eterna y algún día todo lo perderá. La belleza se va, la inteligencia no solo permanece sino que siempre tendrá la oportunidad de crecer, de mejorar.

 

No vale la pena conquistar a un hombre utilizando la apariencia física porque jamás encontrarás el amor verdadero, pero sobre todo, jamás podrás crecer como mujer; jamás podrás convertirte en una mujer fuerte, que sepa depender de ella misma, nunca sabrá cómo ser una mujer con madurez porque siempre estará atenta en alimentar solo el cuerpo olvidándose de su cerebro. Una mujer que utiliza sus encantos para conquistar y encontrar un supuesto amor no podrá conocer lo que está en su interior, porque lo único que le importa es cuidar el exterior. Una mujer de esta clase jamás podrá escuchar el interior de los demás porque ella es superficial, no encontrará nada atractivo dentro de una persona, sino que siempre estará buscando lo de fuera.

¿De qué importa el exterior si por dentro no hay nada que valga la pena? No sirve entregar todo lo externo, todo eso que se terminará algún día y dejar atrás todo lo que de verdad importa, todo lo que hay dentro del corazón, los sentimientos, los recuerdos, la sabiduría y el alma.

El hombre que se enamora de una apariencia es aún más torpe porque no tiene la habilidad de reconocer lo que de verdad vale la pena, lo que puede salvarse y no se acabará con el tiempo. El hombre que solo busca un cuerpo y una belleza externa no comprende el valor de la mujer, de la verdadera belleza, del valor de una mujer, del valor de la cordura y la sabiduría que puede llegar a existir dentro de una dama, y un hombre que no sabe valorar a una mujer más allá de su estado físico no puede considerarse un verdadero hombre.

Una mujer no siempre debe lucir espectacular, no debe exagerar y colocarse miles de capas de maquillaje para lucir hermosa; una mujer acepta su rostro y siempre trata de destacar su belleza al natural, lo que es, sin mentiras a base de maquillaje”.


Autor: Wapa




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución.





TE RECOMENDAMOS