FRASES QUE TE PUEDEN CAMBIAR LA VIDA


Lunes, 25 Enero 2016
FRASES QUE TE PUEDEN CAMBIAR LA VIDA


 

En la vida de cada persona existen expresiones que jamás olvidarán. Y no necesariamente son frases de escritores famosos, muy probablemente el enunciado más importante para ti, lo escuchaste en una conversación ajena.

 

Los usuarios de la red social Reddit relatan circunstancias en las cuales escucharon frases que cambiaron sus vidas.

 

Estas son las mejores historias.

 

Un salto a la piscina

 

Cuando tenía 13 años intenté enseñarle a mi hermanita de 6 a saltar a la piscina. Me tomó mucho tiempo porque ella estaba muy nerviosa. Estábamos en una piscina pública y al lado de nosotros nadaba en círculos una mujer de 70 años. A veces ella se paraba para mirarnos. Al final se nos acercó. Fue en el momento en el que estaba intentando obligar a mi hermanita a saltar y ella gritaba que tenía mucho miedo. La mujer la miró, la amenazó con su puño y le dijo: “Pues, ¡asustate! Y luego de todas maneras, ¡hazlo!“

 

Esto pasó hace 35 años, pero nunca se me olvidará. Fue como una revelación para mí. Tienes que actuar incluso si tienes miedo.

 

Mamá

 

Hace unos años mi madre se estaba muriendo. En esa época un amigo me dijo: ”Vas a tener toda la vida para llorar por ella, pero no lo hagas enfrente de ella“.

 

Sus palabras me permitieron entender que mis sentimientos no siempre son tan importantes. Si puedes aplazar tu pánico, hazlo. Eso me ayudó una infinidad de veces.

 

El hermano mayor

 

Soy el mayor de tres hermanos. Ambos son menores que yo, a uno de ellos le llevo 2 años y medio de diferencia y a mi hermana pequeña, 9 años y medio.

 

Cuando tenía 14 años, discutí con mi padre, quien era el segundo hermano mayor en una familia de 8 hijos. Me dijo: “Cada decisión que tomas en esta casa, la tomas tres veces. La primera vez, por ti mismo; la segunda vez, por tu hermano, quien va a actuar de la misma manera que tú; y la tercera vez, por tu hermana, quien los va a imitar a ambos. Tu hermano va a tratar a tu hermana de la manera que lo tratas tú a él, y su actitud hacia ella influenciará sus expectativas de los demás, entre ellas su futuro esposo”.

 

Esto me hizo reaccionar y me replanteó la importancia del papel de hermano mayor. Incluso cuando no estás intentado influenciar a los que te rodean, los que te respetan van a basar sus decisiones en cómo actuaste en situaciones similares. Si te sientes afligido y enojado en momentos difíciles, enfrentarán las dificultades como lo haces tú. Pero si no te rindes, les puedes inculcar confianza en sí mismos y la esperanza de un futuro mejor.

 

Un título académico

 

Cuando tenía 38 años analizaba si valía la pena gastar 2 años en recibir un título académico en Radiografía. En aquel entonces hablé con un amigo al respecto y prácticamente me estaba desanimando yo mismo. Le dije: ”Soy demasiado viejo para empezar. Voy a tener 40 cuando obtenga mi título“. Mi amigo me respondió: ”Si no lo haces, de todas maneras cumplirás 40, pero sin tener el título." Tengo casi 60, y aquel título me ayudó a superar la frontera entre una lucha por la existencia y una vida decente.

 

El tren

 

Un día iba en un autobús y nos aproximábamos a las vías del tren. Enfrente de nosotros habían unos cuantos automóviles, el semáforo estaba en rojo y entré en pánico de solo pensar que podríamos atascarnos ahí por un rato si el tren alcanzaba a pasar antes que nosotros. Aquellos minutos fueron muy tensionantes.

 

Sin embargo, el semáforo cambió a verde y el autobus siguió su paso justo antes de que pasara el tren. ¡Por fin!, la crisis había terminado. De repente escuché que en algún asiento de atrás una madre le dijo a su pequeño hijo: “¡Qué lástima! Hoy no pudimos ver el tren”.

 

La frase era perfecta para aquella situación. ¿Por qué simplemente no disfrutar lo que tienes?


Una lección invaluable

 

Mi jefe, el director de un pequeño hospital, me narró una historia de la época en la cual todavía era un auxiliar de laboratorio. A Dan (lo llamaremos así) se le olvidó revisar un mecanismo en el equipo que utilizaba para trabajar, a causa de ello sucedió una falla y éste se descompuso, se necesitaba una reparación que costaba 250 mil dólares. Al día siguiente, el jefe lo llamó y Dan estaba seguro de que lo iba a despedir.

 

Sin embargo, el jefe únicamente le preguntó por qué no había hecho la revisión necesaria, se aseguró de que Dan comprendiera toda la situación y lo mandó de vuelta a trabajar. Dan, sorprendido, no pudo evitar preguntarle por qué no lo despedía; su jefe le respondió: “Acabo de gastar 250 mil dólares en darte una lección que nunca olvidarás. ¿Por qué despedirte ahora?“

 

Esta historia tocó algo en mí. No hay necesidad de tomar decisiones profesionales basadas en impulsos emocionales. Recuerda siempre cuál es tu objetivo principal cuando trabajas con alguien, y cuál es el problema específico que estás tratando de resolver. Todos cometen errores. La paz y la comprensión te ayudarán a ganar respeto.

 

La fogata

 

”No necesariamente tienes que quemarte para darle calor a los demás”.

 

Esta frase se convirtió en toda una revelación para mí. Crecí intentando ser un intermediario en la complicada relación de mis padres. Cuando era adolescente solía ayudar a mis amigos a superar sus crisis emocionales.

 

Como alguien que ha pasado la mayor parte de su vida preocupándose por problemas ajenos, al escuchar esta frase quedé en shock pues supe que necesitaba tener límites incluso con aquellos que realmente requerían mi ayuda.

 

Los maestros alrededor

 

“Cada persona que enfrentas en tu camino sabe algo que tú no sabes”, me dijo una vez una chica. Esta frase me hace recordar que estoy rodeado de maestros.

 

Winnie Pooh

 

Mi psicólogo me dio una imagen de Winnie Pooh y el Puerquito en un bosque. Ésta tenía la siguiente frase: “Vamos a suponer, Pooh, que el árbol de repente se caerá cuando estemos justamente debajo de él, ¿qué haremos?“, pregunta el Puerquito. ”Vamos a suponer que no caerá“, responde Pooh después de reflexionar un rato.

 

Pienso en eso cada vez que siento que una situación está al borde de una catástrofe. Esta frase me ayuda a calmarme y empezar a pensar de manera racional.

 

La silla de ruedas

 

Conocí a una persona en silla de ruedas. Me comentó que una vez le preguntaron si era difícil estar encadenado a ella. Su respuesta fue: “No estoy limitado por mi silla de ruedas, me liberó. Si no fuera por ella, yo estaría enfermo en cama y no hubiera podido salir de mi cuarto o de mi casa”.

 

Fuente: Reddit

Traducción de Genial.guru

 

A través de: Genial




Administrador

-





TE RECOMENDAMOS